Menú Cerrar

Más que un proyecto, una ilusión

Facundo D – ¿Cómo estás, Martín? Mañana te espero en París.
Martín C – Pero si todavía no tengo los pasajes que me dijiste que ibas a mandar.
-Tenés razón. No te avisé. Es un vuelo privado de FlyBondi el que te busca en media hora más o menos,
-¡¿Qué?!
-Si, en media hora tenés que estar en Ezeiza. Pude llegar a un acuerdo con la empresa y conseguí un vuelo privado para que te traigan. Te van a buscar a vos y un grupo de chicos. Van a estar a cargo tuyo.

Esto cada vez me sorprende más. Un vuelo privado y encima de FlyBondi. ¿Qué negocio turbio tendrá Facu? Espero no tener problemas con nadie. De última trabajo unos meses allá, junto unos euros y me vuelvo a la tranquilidad de Venado Tuerto. No sé qué hacer, creo que debo hablar con ella.

-¿Qué pasó Martín?
-No estoy seguro de viajar. Nunca subí a un avión. ¿Y si pasa algo? Facu tampoco me da muchos detalles del trabajo ni nada. Sé que voy a tener un grupo de chicos a cargo pero nada más. Creo que debería volver a Venado.
-No Martín. No vuelvas. Todo se da por algo. Tal vez puedas ahorrar plata y así pagarte tu curso de técnico y, quién te dice, vivir del fútbol en un futuro. ¡Vas a cobrar en euros! Te envidio, pero me alegro por vos.

Eso era todo lo que necesitaba escuchar. Su aprobación. Las dudas van a seguir pero si ella me dice que lo debo hacer, no puedo echarme atrás.

Aterrizaje del avión, despegue de la historia

-Tanto tiempo, querido Martín. Parece que los años no pasaran para vos.
-Muchas gracias Facu, lo mismo digo de vos.

No sé si estoy siendo sincero.

-Martín, estamos armando algo nuevo. Un club de fútbol. Y vos vas a trabajar con nosotros.
-¿Cuál será mi función?
-Tranquilo. Para eso hay tiempo. Primero dejame contarte bien de que se trata.

¿Un club de fútbol? Esto está teniendo un buen panorama. Ella casi nunca se equivoca. Hice bien en hacerle caso. Aunque sea de utilero pero ya quiero empezar a trabajar, aunque no debería demostrar mucho entusiasmo. Ya veo que después no quieren pagarme.

-Todo empezó hace un año cuando gané una apuesta muy grande. Decidí venir a Europa y juntarme con dos amigos que trabajan en el mundo del fútbol: Luke Smith, mitad inglés mitad cordobés, y Matías Sarue, más conocido como Bicho, por su amor a Argentinos Juniors.
Elegí esta ciudad (Saint-Ouen) porque está cerca de París y está llena de comunidades sudamericanas. La adaptación iba a ser mucho más fácil. Creamos un club y pedimos jugar en el Stade Bauer y gracias a algunos contactos llegamos a ubicarnos en la cuarta división esta temporada. Bicho iba a dirigir el equipo en un principio pero prefirió darle más importancia a los más chicos y solo será el segundo entrenador del primer equipo.
-¿Y quién va a dirigir el primer equipo? Ya sé. Vas a poner toda la plata para traer un técnico reconocido de Argentina.
-Sí y no. El técnico es argentino pero no es reconocido.
-Claro. Es entendible. Mucha plata. Seguramente será algún conocido de tus amigos. ¿Viene de dirigir el ascenso? ¿O solo inferiores? Qué ganas de conocerlo.
-Eeeh…nunca dirigió. Al menos nunca me dijiste que habías dirigido.
-¿Pero cómo te voy a decir si dirigió o no si no lo conozco?
-¿Pero cómo que no te conocés, Martín?
-No me estás diciendo cómo se llama, Facu. ¿Cómo voy a conocer su historial como DT?
-No estás entendiendo Martín.
-Sí, entiendo. Es un técnico que no es conocido y que supuestamente no dirigió en ningún lado.
-Sí…VOS no dirigiste nunca en ningún lado, entonces va a ser tu primera experiencia.
-…
-¿Entendiste? ¿Martín?

Me quedé sin palabras. Entendí muy bien a la primera vez pero no podía creerlo. Mi sueño estaba a punto de cumplirse. La felicidad no cabía más en mi ser.

-¿Alguna vez te dije que te amo, Facundo? ¿O debería decirte FacunDios? ¿Pero cómo voy a hacer si no tengo el curso de DT?
-Te dije que tenemos unos contactos. Acá tenés tu carnet. Mañana te presentamos al plantel.

Capítulos anteriores

[pvcp_1]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Instagram