Menú Cerrar

FM Argentina FC: El inicio

Nunca duermas sin un sueño y nunca te levantes sin un motivo

El comienzo de la aventura

Son las 5 am y todavía estoy en el trabajo. Ya me agotó. Llevo un buen tiempo en este mismo lugar y cada vez veo más lejano mi sueño.

– Martín ¿Cuando vas a hacer lo que más te gusta? Siempre me decís que el fútbol es tu pasión pero acá, donde estás, no hay nada que tenga relación con eso.

Ella es mi amiga. Siempre me hace compañía en el trabajo. Sobre todo a esta hora, cuando llega mi jefe. Me insiste en que debo seguir mi sueño pero él tampoco me busca. Mientras hablamos suena mi teléfono. Un número que no es de Argentina. No voy a atender.

-¡Atendelo Martín!
-No. Está mi jefe. Sabés que no le gusta que use el teléfono mientras trabajo. Y menos que te quedes a charlar conmigo.
-Ya te dije que no le des bola. Atendé el teléfono. Te lo estoy oredenando yo.

Nunca puedo decirle que no.

-¡Hola, Martín! Soy yo, Facu.
-¿Qué Facu?
-Delgado. Mirá tengo una propuesta para hacerte. De trabajo. Yo sé que te va a convencer. Este es mi número, llamame cuando puedas.

Se cortó la llamada. No sé muy bien que quería pero ¿Llamarme para una propuesta de trabajo a esta hora? ¡Qué loco! Y encima esa característica media rara. No sé qué voy a hacer. Lo voy a llamar después.

Mientras tanto, mi jefe me llama a su oficina.
-Martín, hoy te quedas hasta el mediodía.
-¿Son horas extras?
-Jajaja no. Después arreglamos cuando te haga falta un día para algo.
-No. Mejor buscá a otro que me reemplace. Hoy, toda la semana, todo el mes. ¡Renuncio!
-Pará, Martín. No te pongas loco.
-Soy loco! “Me gustaría ser EL loco. El loco Bielsa”

Una propuesta poco convincente

Ahora que estoy sin obligaciones debería llamarlo a Facu. Ahora que recuerdo, en la empresa donde trabajaba tenía cierto cargo que le permitía recomendar gente. Sería un buen cambio de aire irme de esta ciudad y a otro trabajo.

-Facu, ¡al fin me puedo comunicar con vos! Que alegría volver a hablarte. Me quedé pensando en lo que dijiste y sí, voy a aceptar esa propuesta aunque no sé mucho de qué se trata.
-Martín, qué alegría que hayas aceptado.
-Tampoco me fue muy difícil. Creo que necesito un cambio en mi vida y empecé por renunciar a mi trabajo.
-¡Genial! Empiezo a tramitarte el pasaje.
-No hace falta Facu. Ya saqué los pasajes para Buenos Aires.
-Bien, pero el pasaje a París te lo pago yo.
-¡¿A París?! ¿Todavía no entré a trabajar y ya me dan vacaciones a París? Que buena empresa esa donde trabajás.
-¿Qué empresa? No, Martín. Yo estoy viviendo en Francia, más precisamente en Saint-Ouen. Y tengo pensado armar un proyecto en el que estás incluido.
-¿Cómo?! Pero ¿Por qué no me dijiste antes?! ¡Dejé el laburo por vos!
-Te aseguro que esto que estamos armando es algo maravilloso. Juntos vamos a armar el mejor club del mundo.

Creo que me apuré en renunciar. ¿Irme a Francia? Si lo único que sé decir es moulin rouge y solo por la película. Además ¿Qué proyecto será? ¿Saint-Ouen? Sé que es un districto lleno de sudamericanos pero nada más. Supongo que no tengo otra opción más potable. Que sea lo que Dios quiera, y Dios quiera que salga bien.

7 comentarios

  1. Pingback:Nuevo técnico, mismo desafío - FM Argentina

  2. Pingback:¿La despedida? - FM Argentina

  3. Pingback:La definición - FM Argentina

  4. Pingback:El primer año - FM Argentina

  5. Pingback:FM Argentina - La pretemporada

  6. Pingback:FM Argentina - Presentando el plantel

  7. Pingback:FM Argentina - Más que un proyecto, una ilusión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Instagram