Menú Cerrar

Como construir un proyecto a largo plazo en el Football Manager

Hoy comenzaremos con una de las guías de construcciones a largo plazo que podemos conseguir en el juego, o por lo menos tratar de vislumbrarlas. En el juego tenemos muchas opciones de como jugarlo: ser un trotamundos que se queda dos o tres temporadas por equipo, empezar en el paro y ver que nos va deparando nuestra carrera o quedarnos muchos años en un club en un proyecto de largo aliento en la búsqueda de éxitos y estabilidad. Esta última manera de jugar es en la que nos centraremos hoy, buscando dar algunos tips o ayudas de cómo construir estos proyectos sin caer – tan seguido – en la ansiedad o la frustración (Aclaración: éxito no asegurado)

Por supuesto esta no es una guía acerca de cómo conseguir títulos ni ser los dominadores del mundo, puesto que el propio escritor de esta nota cuenta con los dedos los trofeos levantados en su carrera como entrenador del Football Manager. Pero como acá estamos para ayudarnos entre todos, vamos a adentrarnos en la guía.

Índice de la guía:

  1. Elección del equipo
  2. Plazos en el proyecto
  3. Construcción de una cultura de club
  4. Modos de involucrarse en el club
  5. Progresos en el proyecto a largo plazo
  6. Conclusión

Elección del equipo:

Este punto es el de partida de nuestro proyecto y es muy importante saber adónde vamos a ir, que estamos buscando en nuestro proyecto y que queremos lograr con el mismo. Por supuesto, tenemos infinidad de equipos para elegir y opciones de lo que queremos. Es clave saber si vamos a querer basarnos en un proyecto que promueva canteranos desde el primer momento, para ir reduciendo la búsqueda a equipos que tengan instalaciones de juveniles de alto nivel y una perspectiva que mire hacia ese objetivo. También podemos basar nuestro proyecto en no usar tantos canteranos y ahí ya se abre el espectro de clubes que podemos elegir, quizás buscando algún club que tenga como objetivo fichar jugadores de menos de 23 años o con un presupuesto acomodado para poder hacer fichajes. 

Es importante también realizar una inspección de la plantilla que tenga el equipo al empezar, para ver si se puede amoldar a lo que queremos proyectar como estilo de juego (punto 2 de la guía), podemos incluso mirar su historia –si queremos marcar época con logros nunca antes conseguidos-, mirar los empleados. Un estudio exhaustivo del club que queremos elegir nos llevará a una elección más satisfactoria y mayor enganche con la partida.

Como recomendación personal, lo mejor para armar un proyecto a largo plazo son equipos de segunda línea en los países importantes de Europa (por poner ejemplos: Betis –España-, Schalke 04 –Alemania-, Lazio –Italia-, etcétera), un equipo de ascenso de esas mismas ligas si queremos buscar algo diferente o un equipo de primera línea de ligas ya no tan importantes –aunque aquí el mayor objetivo sea desbancar al que tenga el título, dominar el país y luego buscar conquistar Europa-. Descartó totalmente los grandes equipos con grandes presupuestos (PSG, City, Bayern Múnich), pero es elección de quien decida realizar el proyecto, por supuesto.

Aclaración: No hablo aquí de las ligas de Inglaterra ya que considero que la construcción de un proyecto allí, y más con un club de las ligas bajas, necesita una guía aparte –que será realizada-

Una vez que tengamos elegido el equipo, pasaremos a la elección de los plazos del proyecto

Plazos

Jugar al Football Manager nos vuelve frikis a corto-mediano-largo plazo, y terminamos con cuadernos con anotaciones, tácticas, resultados y un sinfín de cosas que se nos van ocurriendo durante nuestras partidas.

La elección de plazos es como una guía para lo que queremos ir haciendo con nuestro proyecto. El fútbol moderno vive en la vorágine de los resultados, la presión de los periodistas e inversores –entre otras cosas- que llevan a una total inmediatez en los clubes para lograr resultados o en los mismos entrenadores para conseguir progresos en su carrera. El Football Manager tiene un poco de esas cosas, pero podemos recuperar una esencia vieja del fútbol que eran los proyectos de largo plazo, basados en un entrenador y una idea. No queda más que poner ejemplos como el de Sir Alex Fergusson en el United, Wagner en el Arsenal, y algunos más.

Si elegimos un proyecto de largo plazo como el que plantea esta guía, podemos salir de esa vorágine y plantearnos cosas que queremos lograr cada X cantidad de temporadas, que nos sirve de guía para no estrujar a nuestro club en deudas o resultados que no son posibles a primera instancia y construir algo que nos traerá éxitos a la larga. Por supuesto, es una guía que puede romperse y que nosotros mismos podemos hacer saltar por la banca, debido a que conseguimos algo sorpresivo o de pronto vemos que podemos competir a un nivel superior al que habíamos pensado. Los plazos nos sirven como puntapié inicial, pero atentos a lo que nuestra propia partida nos pueda ofrecer.

Por poner un ejemplo personal: una vez pensé un proyecto con plazos con la Sampdoria, que contaba con 5 años de construcción para pelear una Serie A, luego la ganamos a la segunda temporada y los plazos de todo cambiaron.

Estos plazos recomiendo tenerlos anotados en nuestro cuaderno de frikeada y pegarle un vistazo cada tanto, revisarlo cada fin de temporada y re-evaluarlo. Ahora vamos a seguir hacia el punto 3 de nuestra guía

Construcción de una cultura de club

Cuando escuchamos de un club histórico escuchamos de una forma de jugar, de construir el club y su idiosincrasia, y eso es a lo que queremos lograr en este punto. El FM 20 nos dio un poco de esto cuando puso la visión de club que se arregla con la Directiva, pero en los anteriores nos las teníamos que apañar como podíamos –y un poco lo del 20 es una guía que podemos moldear luego de unos años en el club-.

Como fanáticos del fútbol todos tenemos una idea de cómo nos gusta el juego –posesión y pase corto, pases más directos y ritmos más altos, presión alta o bloques bajos, mayor provecho de la pelota parada, etcétera-, y el juego nos da la hermosa posibilidad de reflejar esto, al igual que las tácticas que nos gustan y que queremos construir a partir de eso.

En ciertos equipos, por cuestiones de plantilla, nos costará la primera temporada ya reflejar nuestro estilo de juego y quizás nos tengamos que adaptar un poco a lo que tengamos, mientras trabajamos de a poco lo que queremos lograr a largo plazo. Construir un proyecto a largo plazo también nos deja la posibilidad de ser flexibles al inicio para luego ir construyendo lo que nos gusta para luego de unos años el equipo funcione totalmente como queremos que lo haga. Paciencia, pero tenemos todas las herramientas para hacerlo.

Construir la táctica también se relaciona con el proceso de construcción de una idea de juego, pero quizás durante la primera temporada debamos adaptarnos a lo que tenemos en la plantilla –por eso es importante en el punto 1 hacer una revisión exhaustiva del club-, pero a la larga también podemos construir el modelo –o los modelos- de táctica que nos gustan, de acuerdo a lo que queremos jugar y a nuestros rivales, por supuesto.

En la construcción de la cultura del club también podemos incluir la filosofía de fichajes que queramos plantearnos para el proyecto. Y aquí crecen miles de opciones, incluso hasta restricciones en los fichajes –algo muy común en los foros- para darle otro alicante a la plantilla. Por supuesto, recomiendo ir cuidando siempre la economía de nuestro club (será más desarrollado en el punto 4) y la extensión de nuestra plantilla, para no generarnos problemas con nuestros jugadores y poderles dar minutos a todos.

 ¿A qué me refiero cuando hablo de filosofía de fichajes? A si queremos jugar solo con jugadores de nuestra cantera y nuestra perspectiva de fichaje serán jóvenes de 15 a 18 años que puedan venir a desarrollarse en nuestros equipos juveniles para cumplir las condiciones como jugadores canteranos. Si queremos podemos fichar sin ninguna restricción y hacer un rastreo completo del mercado, atentos siempre a libres o jugadores transferibles, aprovechando a mejorar nuestra plantilla con lo que queramos traer. Y después existen las distintas restricciones, de las cuales puedo poner algunos ejemplos: si jugamos en Holanda, solo fichar jugadores de allí y la zona (Bélgica, Luxemburgo, los países escandinavos); si jugamos en Escocia solo jugadores de allí y las islas británicas (ambas Irlandas, Gales e Inglaterra), si jugamos en Alemania solo de allí y de la zona de centro-Europa (Austria, Suiza, etcétera), o armar un equipo con un 75% de canteranos y luego fichar el resto, y así podemos buscar miles de ejemplos.

Modos de involucrarse en el club

Por supuesto el Football Manager nos da muchas opciones de cuanto queremos involucrarnos en el club, podemos dedicarnos únicamente a la parte táctica y del juego o involucrarnos en algunas cosas de entrenamiento y armado del staff o directamente controlar todo lo que pase alrededor en el club.

Para conseguir el éxito a largo plazo en un club mi recomendación es la involucración total en todos los aspectos del club, para poder crear un club a nuestro gusto y deseo. Puede ser engorroso, si, centrarnos en tantas cosas a la vez y a hace que los días avancen más lentos en el juego, pero disfrutaremos como monos de dedicarnos a todo esto y será una inmersión completa en el juego. Si hay algunas partes que se les compliquen de entender en el control del club, pueden consultar a la comunidad o buscar vídeos en YouTube, hay streamers muy interesantes que les podrán dar una mano. Regista 13 es uno de ellos y tiene videos muy bien explicados y completos. Recomiendo que lo siga.

Al inicio del proyecto será bueno delegar alguna que otra responsabilidad, en especial los entrenamientos –los cuales recomiendo que siempre se los dejen a sus preparadores o segundo entrenador-, pero con el tiempo podrán hacerse cargo de todo lo que suceda a su alrededor en el club. Por supuesto, esto quedará al gusto de cada uno en cómo hacerlo.

Será importante rodearse de un cuerpo técnico competente y del más alto nivel, para asegurar entrenamientos de calidad, buenos consejos y una delegación de tareas que serán realizadas de la mejor manera. Así mismo con el cuerpo de ojeadores, para poder asegurar mejor sus objetivos de fichajes junto al cuerpo de analistas de datos y científicos deportivos, y el cuerpo médico para las lesiones que ocurren todo el tiempo en una temporada. A la medida que las temporadas avanzan, recomiendo ir mejorando el cuerpo técnico y hacer que los mismos realicen cursos de preparadores, lo cual aumentará sus atributos y reputación.

Lo mismo corre para los equipos juveniles, donde es importante en primera instancia contar con un Jefe de Desarrollo de primer nivel, ya que será el encargado de que nuestras camadas de canteranos sean del mejor nivel. El grupo de preparadores será vital aquí, ya que serán los encargados de que nuestras futuras estrellas progresen en los entrenamientos y no se estanquen en su desarrollo. El cuerpo médico también será vital, para evitar que una lesión mínima no termine en problemas a largo plazo.

El armado de los cuerpos técnicos será vital para el proyecto de largo plazo y los éxitos que luego nos traerán.

Con el paso de las temporadas y las mejoras que iremos realizando, el dinero entrará en caja y podremos ir haciendo mejoras a nuestro club en cuanto a sus instalaciones, siempre y cuando la directiva nos deje. Las mejoras de infraestructura del club traerán un costo a nuestro club que tendremos que tener en cuenta para cuidar nuestra economía, y mi recomendación es siempre realizar estas mejoras en los períodos entre-temporadas.

Controlar la economía del club será importante y vital para nuestro proyecto. No podemos armar un proyecto con un club en ruinas económicas y constantemente en déficit. Como primera instancia, será controlar el gasto de sueldos y nunca superar lo que nos dice la directiva, incluso si podemos dejar un margen mejor; como así también buscar un equilibrio entre lo que entramos por fichajes y lo que compramos. Sí conseguimos estabilidad económica y superávit en cada temporada, el futuro será glorioso.

Progresos en el proyecto

A todos nos gusta ganar y no perder a nada, y eso mismo nos pasa en el Football Manager. No nos mintamos, eso es lo que buscamos o lo que soñamos cada vez que agarramos un equipo. Pero armar un proyecto a largo plazo puede no traer éxitos los primeros años, sino algunos fracasos y frustraciones. Pero es lo divertido del Football Manager también, no solo ganar.

Siempre consideré importante para un proyecto como el que plantea esta guía ir ganando pequeñas cosas o haciendo pequeños progresos. La Copa Nacional siempre me parece un objetivo más que viable y ganable las primeras temporadas, lo cual nos da aire para seguir y confianza de nuestra plantilla; una vez que llegamos a las competiciones continentales plantearnos pasar primero fase de grupos, y así pequeñas cosas hasta que asaltemos la liga, el título de copa, las competiciones continentales, el mundial de clubes y la galaxia entera. Sí, todo se puede lograr en el Football Manager.

Pero lo importante es esto: no apresurarse, no apurarse y saber que vamos a perder algunos muchos partidos, que empataremos otros y ganaremos algunos. Pero que atrás tenemos una base sólida para que el éxito este asegurado en algún momento

Final

No aseguramos el éxito total de estas recomendaciones ni que sean la única forma de jugar estos proyectos. Son solo una manera y como este autor la interpreta, aún con sus fallas. Pero estamos acá para jugar, aprender y ayudarnos entre nosotros. Y festejar salvarnos del descenso tanto como un título grande.

1 comentario

  1. Pingback:La MasterClass de FM Argentina: el armado de un modelo de fichajes y de equipo, a partir del ojeo y del análisis - FM Argentina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Instagram