Menú Cerrar

4. Planificación de la temporada: Su relación con el punto 2; el armado de la plantilla (polivalente – focalizada; posibles salidas y puestos a reforzar), armado de prioridades de fichajes (preselecciones y relación con la economía del club)

Tener una correcta planificación de la temporada será clave de cara a nuestro accionar en el proceso de ojeo como así también en el momento del mercado de fichajes. Si no sabemos bien que necesitamos para el equipo terminaremos fichando muchísimos jugadores, afectando nuestra economía y terminar con una plantilla superabultada, con jugadores descontentos que será contraproducente para nuestro proyecto y nuestro equipo. Por eso planificar paso a paso la temporada, como ambos mercados de fichajes -el de Enero, que quizás es el menos importante, como el de Junio-Agosto, que es el clave para la temporada-, será más que necesario para el éxito a largo plazo.

Para planificar la temporada, deberemos ser conscientes de dos cosas que hemos repetido ya bastantes veces a través de la guía: 1) el proyecto de plantilla y 2) los estilos de juego. Por supuesto, esta planificación en la primera temporada no tendrá mucha validez, ya que usualmente nos tendremos que adaptar a los jugadores que tenemos y hacer poco durante el mercado de inicio de la temporada. El transcurso de la temporada será el que nos dará la planificación para el siguiente mercado, sabiendo a conciencia que cambios necesitamos realizar en el equipo. Y este es un ciclo que repetiremos temporada tras temporada, una y otra vez, hasta que abandonemos la partida y empecemos otra donde haremos lo mismo.

Ir armando esta planificación a lo largo de la temporada -sea mentalmente, en un Excel o en el clásico cuaderno- moldeara el momento 2 y los siguientes del punto 3 sobre ojeo y análisis. Entonces aquí, como en toda esta guía, todo está relacionado.

¿Cómo vamos a hacer esta planificación? O mejor digamos, ¿Qué buscaremos en la planificación? En primera instancia, cubrir los huecos que nos faltan en la plantilla (Prioridad 1). En segunda instancia, ver que puestos están cubiertos, pero podemos dar un salto de calidad (Prioridad 2). Aquí es donde entra el modelo de juego a afectar directamente a la plantilla: ¿queremos tener una plantilla que se adapte solo a 1 o 2 modelos tácticos y de juego? ¿o queremos tener una plantilla que pueda adaptarse a incluso 6/7 modelos tácticos y de diferente planteo de juego? Yo, personalmente, me inclino más por esta última opción, ya que nos permitirá plantear diferentes partidos a lo largo de la temporada y poder superar los baches clásicos de rendimiento del FM de la mejor manera.

¿De cuántos jugadores es recomendable tener la plantilla? Entre 22/23 jugadores estaremos cubiertos, considerando 1 titular y 1 suplente por cada posición del campo, a los cuales podemos añadir la cantidad que nos parezca de juveniles para que sean parte de la rotación o estén listos para jugar en caso de lesiones de algunos de los 2 ya establecidos en la plantilla.

Como decíamos anteriormente, esta planificación se relaciona directamente con el ojeo y, de manera directa, con la economía del club. Una de las razones por las cuales no es recomendable realizar fichajes el primer mercado es para poder generar un back-up económico para lo largo de la temporada, que sumado a los premios que sumemos a lo largo de la temporada, generarán una caja importante en cuestión económica que nos permitirá tener un mayor manejo en cuanto al presupuesto de cara al mercado de fichajes importante de Junio. Por supuesto, también podremos hacer crecer la caja con ventas, pero eso lo veremos en el Punto 6 de la guía.

Cuando tenemos definidas las Prioridades 1podemos volcar las mismas a nuestras preselecciones, aprovechando el momento 1 de ojeo y análisis, armando una específica donde vayamos colocando los jugadores que nos traen nuestros ojeadores que nos sirvan para lo que vayamos detectando que necesitamos. Esto mismo podemos hacer con las Prioridades 2, para mantener todo ordenado dentro de nuestro modelo de ojeo. Aquí ya iremos teniendo un precio estimado de los jugadores -en caso de que los quieran vender- como así también del salario que podrían requerir, por lo que podemos ya tener una idea de si encajan o no dentro del presupuesto económico que tengamos -o vayamos a tener-.

Es importante mantener un buen balance económico, sin gastar nunca más sueldos de los que nos permite la directiva e intentando que nuestro gasto de fichajes no supere el monto que ingresaremos por las ventas -esto no siempre lo podremos cumplir, por supuesto-. Pero es clave tener una caja equilibrada, saneada, que nos permita un crecimiento a largo plazo del proyecto (podrán ver más de esto en la guía de cómo construir un proyecto a largo plazo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Instagram